Editorial Funglode puso en circulación el libro “Crónica de una razón apasionada, artículos periodísticos 1997-2000”

Editado 21.02.2015 por Leonel.do

La obra presenta en dos tomos 296 artículos periodísticos publicados por Carlos Dore en la prensa dominicana. Está prologada por la socióloga Laura Faxas y el escritor José Rafael Lantigua.

(Santo Domingo, 19 de febrero de 2015).- La Editorial Funglode puso en circulación “Crónica de una razón apasionada, artículos periodísticos 1997-2000”, del político y sociólogo dominicano Carlos Dore.

IMG_2722 copy

El expresidente de la República y presidente de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), Leonel Fernández, encabezó el acto que reunió gran parte de los intelectuales que compartieron tribunas con el político, sociólogo y pensador en el auditorio de la Fundación. Dore fue uno de los fundadores de la institución, donde creó la unidad de investigación y estudios de opinión pública, además de la Revista Global.

En el homenaje a la obra de Dore, que constituyó la presentación, la socióloga Laura Faxas, prologuista de la obra, y el jurista Flavio Darío Espinal, compartieron sus visiones sobre los aportes del pensador, su capacidad de análisis y su compromiso con la sociedad.

Faxas puso de relieve que su capacidad de análisis político “fue un elemento importante en la toma de decisiones del presidente Leonel Fernández, y permitió la creación en el seno de la Presidencia de una unidad profesional orientada a escuchar lo que pasaba en las diferentes instancias de la sociedad dominicana e integrarlas al proceso de toma de decisiones”.

También, dijo, su trabajo permitió incorporar al análisis lo que pasaba en el mundo globalizado, que tenía su impacto en las dinámicas sociopolíticas internas”.

“Carlos, resaltó la socióloga, siempre supo escuchar y reconocer a los otros, tener una sonrisa y una mirada sobre la vida, que era apasionada, desde donde estuviera”.

Espinal, quien recordó los años de trabajo junto a Dore en Intec, destacó el valor de las publicaciones porque permiten ver la coherencia intelectual de Dore y sentir con una vitalidad extraordinaria las situaciones políticas que se vivieron durante el período de gobierno que abarcan los artículos: los cambios, los conflictos, los actores, los debates.

“Puede decirse que, aunque una se trata de una colección de artículos, visto en conjunto es un libro de historia propiamente, aunque obviamente no la historia escrita por alguien que asume una posición neutral frente a los acontecimientos que estudia, sino la historia y el relato que se desprende de alguien que tuvo un posicionamiento político, pero a la vez se valió de su arsenal intelectual para opinar sobre una variedad de temas sobre la vida política, social, económica y cultural del país en esa época, así como también sobre otros temas que trascendía el ámbito local”, argumentó el jurista.

La Editorial Funglode presenta la recopilación de textos, en dos tomos, como un aporte a la comprensión de momentos cambios en la situación social, política y económica de la Nación dominicana.

La obra, que además de artículos periodísticos, reúne discursos y cartas a directores y editores de periódicos nacionales, cuenta con el prólogo de Faxas. El prefacio es del literato José Rafael Lantigua.

El exministro de Cultura, Lantigua resalta que “leer a Dore fue en aquellos años atención obligada de políticos de todas las tendencias, periodistas de todos los medios, intelectuales de todas las corrientes y empresarios de todo el espectro industrial o comercial dominicano, para gozarlo o sufrirlo, para irritarse o celebrarse”.

En la actividad la directora de Editorial Funglode, Noris Eusebio explicó la trascendencia de la obra de Dore y el aporte que supone para la sociedad dominicana dicha recopilación.

Marco Herrera, director ejecutivo de Funglode, puso de manifiesto la satisfacción de la institución por ser parte de esta iniciativa editorial, que permite compartir el pensamiento y visión de uno de los más sólidos intelectuales contemporáneos dominicanos.

Entre otros intelectuales colmaron el Auditorio de Funglode durante la puesta en circulación, historiadores, analistas políticos, académicos.  Entre ellos, Guido Gómez Mazara, Bernardo Vega, Soledad Alvarez, Tom Lluberes, Frank Moya Pons, Roberto Cassá, José (El Gordo) Oviedo, Martha Beatro, Ana Tolenar, entre otros.